Contador a Cero

Nace este humilde microrrincón en el tiempo con una metáfora de este país. Se dice que la dosis de doping encontrada en Alberto Contador era muy pequeña, que si los franceses han ido a por él, etc. No sé si es mucha o poca cantidad. Es una parte entre 20.000 millones. Y también es una concentración en sangre 17.000 veces superior a la máxima que puede tener una res para que su carne se pueda comercializar. No es poco. No es mucho. Es lo que es. Y es una buena metáfora de la España que se ha ido creando en estos años por parte de especuladores y banqueros. Vamos a montar un complejo urbanístico que va a ser un pelotazo. Y aunque luego no llegue a ningún sitio, la construcción ya está hecha, y el pelotazo se lo han llevado sin problemas la constructora, el del ayuntamiento y el de la Caja de turno. Y no es porque se haya despilfarrado. Con este hombre ha pasado igual. No es porque se haya dopado. Bien que se llevó los millones de euros en publicidad que le dieron el ganar tres Tours. Todo el mundo está con el ‘vivíamos por encima de nuestras posibilidades’. No. El sinvergüenza vivía en sus posibilidades. Ese ladrillo es el que ha arruinado este país, con miles de millones desde las arcas públicas a los bolsillos de los engordadores de proyectos del humo y de la nada, de poco pan y pésimo circo. Por lo menos en este país los delincuentes son tan ingenuos que no pensaron lo de que pan para hoy, hambre para mañana. Y los jueces tuvieron hambre, y cayeron los Camps (caerá), Iñakis, Contadores y los que vendrán. No te odian los franceses, te dopabas. No nos odian los alemanes, nos robasteis.

Despertaremos.

Anuncios

About this entry