Hola personas del mundo, es la hora

Inmersos en una burbuja no inmobiliaria sino existencial sólo materializada en formas oníricas, sólo conducida con arrebato e instinto cuando nos tiran de la manta, en plena pérdida de la libertad íntima del pensamiento algunos empiezan a emerger de las profundidades del subconsciente.

Quince líneas por entrada, una idea, una emoción, un estímulo dentro de un microblogging ilimitado, un cubo de agua helada en el rostro del durmiente. 

Ya no podemos dormir más. Ha sonado la alarma.

Anuncios

About this entry