arde Troya

Esta noche el Parlamento Griego ha aprobado el n-ésimo plan de austeridad correspondiente con el n-ésimo rescate a Grecia. Y ya van dos años con la cantinela. Es decir, mientras los recortes enflaquecen cada vez más al estado griego y sus bienestares conseguidos en siglos, la sangría de la deuda es tan poderosa y galopante que no para de crecer, rescates-recortes incluídos. Más allá de si Grecia debería haber salido del €uro desde hace tiempo (equivalente a desligarse del uno a uno y no pagar, ‘te debía 10€? pues ahora te debo 10 Drachmas, que son 10€, mañana te debo 10Drachmas, que son 7€, pasado te debo 10 Drachmas, que son 3€, etc’), a uno le viene el alivio de pensar que, por fin, y tras conseguir evitar un referendum (Que el pueblo hable, i.e. que se ejerza democracia ¡Qué barbaridad!-Grecia no celebra un referendum desde la caída de la Junta Militar en 1974-), Grecia va a poder votar. Libremente. En un mes. Y no digo libremente porque las demás elecciones no hayan sido ‘libres’. Va a ser la primera vez (ojito Europa) que un país en dificultades pase la ronda de la tercera elección dentro de la crisis. En efecto, ellos fueron los primeros,  entre 2007 y 2009 estuvo el centro-derecha, cuando se falsearon las cuentas, y en 2009 el centro-derecha se desmoronó y subió el centro-izquierda y todo siguió empeorando de manera galopante (y no lo digo por la troika). En este momento las encuestas dan entre un 28 y un 35% de los votos a la suma (la suma) de los dos partidos tradicionales que se han repartido el poder durante casi 40 años.  En concreto, el centro-izquierda, que hoy ha contado 153 escaños sobre 300, obtiene en la calle el respalodo del 8%, lo que equivaldría, si la ley fuera justa con los partidos pequeños, a 24 escaños ( si no, algo menos). Mientras tanto han surgido tres o cuatro nuevas formaciones de izquierdas, ecosocialistas, de ciudadanos, etc. que ya suman, contando con otras oposiciones clásicas como el partido comunista, con el 46% del respaldo popular, con cada una entre el 6 y el 18%.

Lo que hoy aprueba o desaprueba el Parlamento Griego es un espejismo de un estamento completamente exiliado de la realidad. Pero lo importante era aprobar las medidas para dejarlo todo ‘atado y bien atado’ antes de ceder el poder al pueblo. Dejar firmados un par de rescates más con los que asegurar a los acreedores que habrá algo que se devolverá. En efecto, en abril tendrán que soltar el poder para no quedar mal con lo de ser una democracia, y tal. Sin embargo, lo votoado carece de cualquier legitimidad, y es muy probable que en breve encontremos un reflorecimiento de Grecia tras su salida del euro y la negativa por parte del pueblo a pagar una deuda que crearon los déspotas, despilfarradores cuando no ladrones, gobernantes griegos.Y si no te pagamos, ¿qué vas a hacer? meternos en la cárcel? ¿venir a matarnos?

Mientras tanto arde Troya.

Islandia 2.0

 

http://www.eklogika.gr/uploads/files/Dimoskopiseis/varometro_2_12.pdf            (página 24)

 

Anuncios

About this entry